Quotas en Linux

El espacio de almacenamiento en nuestro sistema suele ser un problema a la larga, sobre todo si se trata de discos donde los usuarios finales guarden sus datos. Esto puede suceder en múltiples escenarios, y por ello el manejo de quotas resulta fundamental a la hora de configurar un Linux. Esta funcionalidad se puede aplicar tanto sobre usuarios, como también grupos.

Básicamente tanto para los grupos como para los usuarios existen los límites hard y soft, el primero es el límite final, donde no se podrá escribir más, y el soft es un límite por lo general inferior, donde allí te avisa que estas quedándote sin espacio, y  que al cabo del periodo de gracia no se podrá escribir más allí.

Los comandos edquota y setquota son los encargados de establecer estos límites, mientras que otros comandos de utilidad son quotacheck, quoton y repquota.

Es importante decir que esta configuración hay que guardarle en un archivo bastante importante, llamado fstab, este se encuentra en el directorio /etc como otras configuraciones. De esta forma nos aseguraremos que al reiniciar el sistema por cualquier causa, esta configuración seguirá funcional.

Al archivo fstab hay que agregarle una línea como la siguiente:

/dev/sda3 /home ext3 defaults,usrquota,grpquota 1 2

Para activar el uso y que quede configurado por defecto. Luego un mount –o remount, usrquota / para que tome los cambios al volver a montar el sistema.

 

Con el comando quota –u usuario, veremos los consumos.

Con el comando quota –g grupo, también veremos el consumo.

Con quotacheck –muv crearemos la base de datos donde se configuran las quotas.

Con quotaon / daremos de alta la configuración previa sobre el directorio raíz de las quotas.

Con setquota –u usuario 5000 8000 100 110 /

Daremos al usuario “usuario” una quota de 5000 kb de soft, 8000 kb de hard, 100 y 110 archivos posibles, sobre el directorio /.

Para tener un reporte de las quotas usaremos repquota /